Para muchos, las mascotas son uno más de la familia. Tanto es así que cada vez son más los viajeros que se animan a viajar con sus mascotas por tierra, mar y aire. Pero, ¿se puede volar con un perro? ¿Y con un gato? ¿Qué hay que hacer para viajar con mascotas en el avión?

Asegúrate de que la aerolínea permite volar con mascotas

Si quieres viajar con tu mascota en el avión, lo primero que tienes que hacer es elegir una compañía que permita volar con mascotas. Al día de hoy, las aerolíneas no están obligadas a aceptar mascotas ni en cabina ni en otros sitios. Cada aerolínea es libre de decidir si los acepta y pone sus propias normas al hacerlo. En el caso de que la aerolínea en cuestión acepte mascotas, ten en cuenta que la compra del boleto para viajar con mascota puede requerir más tiempo que la compra de un boleto normal, generalmente porque requiere la aprobación de instancias superiores.

Para saber si la compañía que quieres utilizar permite viajar con mascotas en el avión, visita la pagina web de la aerolínea, llama a su servicio de atención al cliente o visita la Agencia de Viajes Amate Travel. Y sí, prepárate para hacer algún pago extra porque, casi en la totalidad de los casos, tu mascota también paga boleto de avión.

Prepara el viaje con antelación

La planificación anticipada es un factor clave a la hora de viajar con mascotas en el avión, prepara el viaje con un mes o dos de antelación, para reservar el espacio de tu mascota en el avión y sacar toda la documentación que necesita para volar. El tiempo te da margen para solucionar posibles imprevistos que puedan surgir con la aerolínea, el veterinario, las aduanas, etc.

Aprovecha la antelación para acostumbrar a tu mascota a viajar contigo, haz que se sienta seguro cuando está de viaje. Primero hazlo con el trasportín abierto, luego cerrado, y después en el coche, con ruidos y movimiento. De esta manera, cuando esté en el avión, estará más tranquilo y podréis disfrutar del vuelo. Viajar con una mascota es como cuando viajas con niños. Tienes que organizarlo todo bien, para que tu mascota disfrute al máximo de la experiencia y no le cree ningún estrés.

Ten la documentación en regla

Cada país puede requerir la documentación que le parezca oportuno a la hora de permitir la entrada de mascotas en su territorio. Por eso, antes de volar con tu mascota, debes informarte de qué requisitos administrativos deben cumplir. En la embajada de tu destino podrán informarte al respecto, consulta su web o llámales por teléfono.

Vueles donde vueles con mascota, necesitarás un pasaporte. Este pasaporte lo expide el veterinario y, generalmente, suele darlo cuando se le pone el chip al animal. En este pasaporte se refleja el historial médico del animal (vacunas, tratamientos de desparasitación, etc.) Puede darse el caso de que el país de destino exija otra documentación a parte del pasaporte de mascota, de ahí la importancia de informarse bien antes de volar. Si viajas a Estados Unidos por ejemplo, necesitas un certificado del veterinario y otro del Ministerio de Agricultura.

En algunos casos, para volar por Europa es obligatorio la vacuna de la rabia, algunos destinos exigen que tu mascota esté vacunada con cierta antelación. A veces con antelación de varios meses. Ciertos países exigen además que la mascota está correctamente desparasitada (incluso con tratamientos específicos) o, incluso, pasar una cuarentena. Por ejemplo, en Tailandia tu perro tendrá que pasar cuarentena, así que, si el viaje es corto, puede que no te compense llevarle.

Elegir un trasportín adecuado

Una de las cosas más importantes a la hora viajar con mascotas en un avión, es elegir un trasportín(también llamados jaulas, contenedores, portadores, etc.) adecuado. El trasportín adecuado para volar con tu mascota es aquel que garantiza el máximo de comodidad y, a la vez, cumple las normas de la aerolínea que vas a utilizar. Una vez que encuentres una aerolínea que permita volar con animales, asegúrate de cuáles son sus requerimientos a nivel de trasportín, pues cada compañía tiene sus normas, suelen ser muy concisas y, ¡suelen ser muy escrupulosas con su cumplimiento!

Por ejemplo; el tamaño y la raza del perro se convierten en un problema a la hora de volar. Los perros que pesan más de 8 kilos incluido el trasportín tienen que ir en bodega y las razas con problemas respiratorios como los bulldogs, no pueden volar tras la última normativa de algunas aerolíneas.

Antes de volar no des comida en exceso a tu mascota

Antes de viajar con tu mascota en avión, no conviene que esta se dé un atracón de comida ni de bebida. Muchas aerolíneas recomiendan que el animal ayune al menos dos horas antes de comenzar el viaje, para que así no le entren ganas de hacer sus necesidades durante el mismo.

Hay quien les da tranquilizantes a los animales para que se duerman mientras viajan en avión. Algunas mascotas se ponen nerviosas en el despegue y aterrizaje, por el ruido de los motores.Un truco que te puede servir para que tu mascota vuele tranquila es darle un paseo muy largo antes de ir al aeropuerto y, una vez allí, caminar con él hasta la zona de embarque. Así tu mascota se cansa y, con suerte, se relaja y se echa una siestecita durante el vuelo.

Pasar el control de seguridad con arnés y correa

Si vas a volar con tu mascota en cabina, el animal también tendrá que pasar el control de seguridad. Sin embargo, tu mascota no pasará este control metidos en su trasportín. En el control de seguridad tú pasarás con tu mascota por el arco de seguridad. Si puedes ponerle un arnés atado a una correa a sera mucho mejor.

Lleva una manta para los cambios de temperatura del avión

Uno de los secretos mejor guardados es llevar una manta cuando viajas con tu mascota. En el avión hay muchos cambios de temperatura, y tu mascota sera más feliz cuando viaja calentito.

En las escalas, busca zonas para sacar a tu mascota

Puede ser que tengas que hacer escala cuando viajes con tu mascota. Si es tu caso, entérate de si en el aeropuerto hay algún tipo de patio o de pequeño parquecillo dentro de la terminal en el que puedas sacar a tu mascota. Si la escala es muy larga quizá puedas salir al exterior.

Elige un buen destino para viajar con tu mascota

No todos los destinos son petfriendly ni lo ponen fácil para viajar con mascotas. Otros sí. En algunas ciudades o países están muy acostumbrados a que los perros entren en casi todas partes, y los tratan como a uno más. Por ejemplo, para viajar con perro lugares tan dispares como Miami, Vancouver, Londres, París y Cerdeña.